La mediocridad y la maleza del jardín

Patricia Por Patricia0 Comentarios3 min lectura924 views


(Este artículo está basado en el capítulo introductorio del libro de mi autoría: Guía para arrancar la mediocridad de la vida)

La mediocridad de la vida es como la maleza del jardín: se va extendiendo de a poquito en el césped, imperceptiblemente, sin que le prestamos demasiada atención, hasta que un día nos damos cuenta de que ha aniquilado el césped y colonizado la totalidad del terreno. La situación no es irreversible; podemos recuperar el césped perdido, pero cuesta tanto trabajo remover la maleza y comenzar de nuevo todo el proceso de siembra, que terminamos dejando el jardín como está, sometido a la fuerza brutal de las malas hierbas. Es más, echamos mano a alguna excusa más o menos razonable y nos convencemos y repetimos que “al final el jardín está igual de verde, y no hace falta cuidarlo tanto como con el césped”. En otras palabras, lo que terminamos haciendo es conformarnos con una versión rústica y primitiva, aunque sabemos que se trata de un vulgar sustituto que no tiene ni la densidad ni la apariencia suave y homogénea que solo un jardín cubierto de verdadero césped puede exhibir.


Esta descripción botánica tiene varios puntos en común con la mediocridad: como la maleza, de a poco, nos va invadiendo la vida sin que lo percibamos. Nos conformamos con menos de lo que queremos y de lo que somos capaces; desparramamos excusas, descargamos culpas en el mundo exterior (“cruel e injusto”) para justificar debilidades propias y la ley del menor esfuerzo termina orientando nuestras acciones. El resultado es bastante previsible: una vida reducida, una versión rústica de nosotros mismos que presenta al menos dos problemas. El primero: nos acostumbramos a existir en modo elemental y básico y, como todo en la vida, cuanto más tiempo permanecemos en ese modo, más difícil se vuelve salir de él. El segundo: nos parece normal y aceptable. “Es así” decimos y nos decimos. Y así, nos conformamos con vivir una vida mediocre, aunque en el fondo sabemos -siempre lo supimos- que hay algo más y mejor.


El propósito de este libro es simple: ayudarle a arrancar la mediocridad de su vida; la mediocridad como actitud y forma de vida. Esta guía presenta observaciones, experiencias, ideas y conocimientos sobre cómo convertirse en la mejor y más depurada versión de uno mismo. No es fácil, pero es perfectamente posible. Eso sí, le recomiendo empezar cuanto antes y con decisión. Recuerde que la mediocridad, como la maleza invasora y despiadada que devora el césped, se extiende y resiste con fuerza todo intento de eliminarla, por lo que hay que arrancarla de cuajo y sin contemplaciones. Ya mismo, antes de que sea demasiado tarde.

La mediocridad, como la maleza invasora y despiadada que devora el césped, se extiende y resiste con fuerza todo intento de eliminarla.


Se me vienen a la mente unas palabras que leí una vez, no me acuerdo donde. Decían más o menos así: “El aspecto más nocivo de postergar las cosas es que se transforma en hábito. No sólo postergamos nuestra vida por el día de hoy; la seguimos postergando hasta el lecho de muerte. Pero no hay que olvidar que, en este momento, exactamente ahora, podemos hacer algo para cambiar nuestro destino”.


Espero que al leer esta guía sienta por momentos incomodidad, o cierto malestar; eso querrá decir que tanto usted como yo, vamos por buen camino. Usted, porque esos sentimientos serán en realidad un síntoma de que la movilización interna necesaria para generar cambios en su vida se está produciendo. Una buena noticia. Ya se sabe, sin movimiento no hay cambios, ni transformación posible. Y yo, por mi parte, sentiré la satisfacción de haber escrito algo que servirá como agente movilizador y, con suerte, promotor del cambio que finalmente le permitirá arrancar para siempre la mediocridad de su vida.


Visite mi tienda online www.patriciawoutersshop.com para adquirir el libro Guía para arrancar la mediocridad de la vida versión PDF además de otras publicaciones.

¿Qué opinás?

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Sin comentarios aún.